Autoestima realista

En mi trabajo, una de los mayores retos con los que me encuentro es ayudar a la persona a que aprenda a ser REALISTA respecto a sus capacidades. Me suelo encontrar, bien con personas que se creen incapaces de lograr cosas que sí podrían lograr, o bien con personas que persiguen un ideal imposible y se machacan porque no lo logran. Y hay gente que hace ambas cosas, dependiendo de qué faceta de su vida hablemos.

Por ejemplo, hay personas que se creen incapaces de conseguir un trabajo que les haga más felices, cuando se podría conseguir perfectamente; y hay personas que se exigen, por ejemplo, llegar a tener un determinado aspecto físico, cuando esto es sencillamente imposible por su constitución natural.

La clave para ser realistas respecto a nosotros mismos es revisar las ideas rígidas que sostenemos sobre cómo somos, como «hay que ser», aprender a diferenciar difícil de imposible… y una vez localizadas las creencias limitantes, empezar a soltarlas poco a poco para poder mirar y ver qué es LO QUE HAY DETRÁS de nuestras ideas, qué somos REALMENTE.
Éste es un trabajo de evolución que no se hace en un día, yo misma sigo a día de hoy localizando y soltando mis propias creencias, pero es un camino que merece la pena.
Porque ser realista significa ser fiel a la Verdad, y la Verdad es el único camino hacia la Paz profunda y duradera.

Así que, no te hagas de menos y no te exijas de más. Busca la Verdad de lo que eres.

 

¿En qué cosas crees que tal vez te limitas a ti mismo/a? ¿Y en qué aspectos tal vez te exiges demasiado? Comparte tu visión en los comentarios… ¡crezcamos juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *