El Universo que somos

La mente ordinaria separa las cosas para poder manejarse en el plano tridimensional, pero la sensación de separación, de ser seres individuales separados del entorno que nos rodea, es sólo una percepción aprendida; no es la realidad.

De pequeñitos vivimos sabiéndonos unidos al Todo, aunque no tengamos palabras para describirlo, y es más tarde que comenzamos a vernos separados del resto del Universo, a raíz de vivir eventos traumáticos (inevitables en este mundo, por otra parte). Poco a poco empezamos a percibirnos como «Yo de piel para adentro, y el resto del mundo de piel para afuera«.

Pero cuando logramos percibir, aún por momentos, la realidad que hay detrás del velo de la dualidad, hay muchas cosas que cambian en la vida cotidiana: los miedos se atenúan o desaparecen, y aparecen la compasión verdadera y una sensación de confianza en el futuro, en la Vida misma.

¿Has experimentado alguna vez esta no-dualidad? ¿Cómo fue o es? ¿Sabes cómo permitir que suceda? Comparte tu experiencia en los comentarios… ¡crezcamos juntos!

Hay trucos y herramientas para lograr abrirse a este nivel de percepción, y también muchas dificultades que lo impiden, y hay que conocerlas y trabajarlas:

Los caminos hacia la percepción de la no-dualidad son muchos (prácticas espirituales o iniciáticas), y las barreras en el camino son también muchas (heridas del ego, enfermedades físicas o un cuerpo no sano, interferencias energéticas, y unas cuantas cosas más).

Todas estas trabas hay que conocerlas, tanto si estamos en el camino en busca de la Unión como si sólo buscamos crecer en lo personal. Pero si la búsqueda es también espiritual o transpersonal, se hace imprescindible atender a estos temas e ir aprendiendo sobre ellos.

El viaje de vuelta a casa, la vía de la Consciencia es toda una aventura repleta de aprendizajes, un viaje de por vida, y merece la pena sin el menor atisbo de duda. ¡Y qué suerte que ya somos muchos los que vamos hacia el mismo lado! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *