Los desesperantes bucles repetitivos en el crecimiento personal

Si llevas un tiempo en el largo (y, a partes iguales, difícil y apasionante) camino de crecer interiormente, habrás observado que hay situaciones que se repiten una y otra vez en tu vida, conflictos que pareces no ser capaz (por lo que sea) de dejar atrás de una vez por todas.

Y si eres ciertamente auto-exigente, o si no sabes bien cómo funciona realmente el proceso de crecimiento en la evolución de la Consciencia, es muy posible que hayas pensado o dicho aquello de «¿Otra vez?? ¡Si yo esto ya lo tenía superado/trabajado/trascendido!»

Yo le llamo a esto,
la dolorosa creencia en «el si yo ya».

 

Este juicio es sólo fruto de un problema de óptica. Lo que ocurre es que estás observando (y juzgando) tu crecimiento personal desde un ángulo limitado, en el que parece que no haces más que trazar círculos infinitos alrededor del mismo conflicto o tema doloroso.

Lo cierto es, que si cambiases tu ángulo de visión, serías capaz de ver que, lo que a ti te parecen círculos repetitivos son, en realidad, giros en una espiral ascendente de menos a más sabiduría, y de más a menos sufrimiento (para visualizar mejor esto, puedes fijarte en el gráfico más arriba).

En cada «vuelta a lo mismo» ves o comprendes matices y detalles sobre ti mismo/a que en la anterior vez no viste, y ese pequeño (o gran) aumento en tu auto-conocimiento es lo que provoca que los giros tracen una espiral hacia arriba, y no un círculo cerrado.

Efectivamente, las personas que no aprenden nada sobre sí mismas en los conflictos (sobre su parte de responsabilidad en ellos), se condenan a trazar giros infinitos alrededor del dolor, sin ascender en la espiral.

Por el contrario, cuando estás dispuesto/a a conocerte y comprenderte más profundamente en cada situación vital que enfrentas, vas viviendo experiencias alrededor del mismo eje de dolor (el mismo tema o asunto central), ganando poco a poco en sabiduría; un «pedacito» de auto-conocimiento más en cada vuelta, y a lo largo del proceso de crecimiento cada vez es menos el sufrimiento sobre el que giras, y mayor la sabiduría que despliegas en ese tema concreto.

Recuerda esto la próxima vez que te metas prisa o exigencia en tu proceso de crecimiento personal: si se está volviendo a repetir la misma situación, es tu máximo potencial humano quien te está llamando a continuar escalando por la espiral del crecimiento.

En lo alto de la espiral, donde desaparece el sufrimiento definitivamente (sobre ese tema concreto), está la versión más sabia, libre y amorosa de ti, esperándote. Llamándote. Empujándote a dar una vuelta más.

De todas formas, si necesitas ayuda para ascender por tu espiral en algún tema concreto, yo tengo la experiencia para ayudarte a que los giros sean los mínimos posibles. Porque sí, a solas puedes ascender igual, poquito a poquito, pero a veces con ayuda ¡avanzas mucho más rápido! Si lo necesitas, ponte en contacto conmigo por e-mail (llamameclara@gmail.com), o métete a mi web de terapia Transpersonal a distancia (ahí verás cómo es mi forma de acompañar en procesos de crecimiento):

¿Se te repite mucho un tema en concreto en tu proceso de evolución interior? ¿Qué has aprendido/comprendido hasta ahora en ese tema? Comparte tu visión, ¡crezcamos juntos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *